martes, 13 de abril de 2010

SENTIMIENTOS.

NUESTRO COMPAÑERO SERGIO RIVERA NOS REGALA ESTAS PALABRAS CARGADAS DE SENTIMIENTOS.

Pasan los días, las horas y los minutos y aún no encuentro el sentido para que mi vida discurra con la normalidad de antaño cuando aún recuerdo las estampas del pasado Lunes Santo.

Que grandeza Dios mío, cuanto me has dado y cuanto has derramado por las calles de Sevilla, que gran mensaje has emitido a través de tus manos abiertas, tu mirada hacia el infinito cargada de un inmenso cariño.

Solo quiero a través de estas humildes líneas cargadas de torpes palabras dar las gracias, gracias por supuesto a ti Padre, Señor de las manos abiertas, Bendito seas por siempre, ojala me des muchas chicotás de salud en mi vida, para no perderme jamás como navegas entre corazones rotos de emoción a través de cortinas de incienso.

Gracias a mis compañeros de esa gran primera de pretorianos benditos, a mi Peri, Domingo, Fernando Marcelo, Manolito Orbello, Ale, Olivares, Alfredo, Pablo, Paco Gallardo y Sergio Uncala.

Gracias también por supuesto a ti, Paco Reguera, por ser mi capataz y por que gracias a ti fui un día Costalero de Sevilla, Costalero de Santiago, jamás olvidaré eso Paco.
Tú pusiste un día tu dedo en mi cerviz y me diste el honor de ser parte de tu guardia pretoriana, me has enseñado tantas cosas, gracias de todo corazón.

Gracias a todos los hombres que hacéis posible el milagro de la Redención cada Lunes Santo, Paquito Reguera, Guillén, Piedra, Kino y Padilla. Sin vuestra inmensa ayuda, nada seria igual, os lo aseguro.

Gracias a la segunda trabajadera, la tercera, la cuarta y a todos y cada uno de los Costaleros que formáis parte de este elenco de sentimientos que florece cada Lunes Santo por la tierra de Maria Santísima.

Gracias a todos de todo corazón, por que aún mi retina no ha sido capaz de procesar el suave compás de su cíngulo, mientras el solo de una trompeta rasga la cortina de la noche en la Plaza de la Alfalfa, ese costero valiente que deja la duda en el corazón a todos los que le ven pasar, cuando picamos el izquierdo y el suave aroma del verde olivo se derrama entre las miradas de su pueblo a los pies de San Leandro.

Que cosa más hermosa Padre, cuanto nos has dado en tan poco tiempo… Me despido ya, mirando al infinito, con mi alma cargada de sueños y vivencias, pasajes de un Evangelio de Lunes Santo que Dios ha grabado a fuego dentro de mi corazón, el corazón de una persona que viene de lejos y que sueña todos los días con que mañana sea de nuevo un Lunes Santo cualquiera, para ver al Señor de nuevo, flotar y navegar por las calles de Sevilla.

Sergio Rivera

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes Rivera, porque mañana volverá a ser Lunes Santo.

Me has emocionado. Costalero.

Un abrazo redentor y pretoriano.

P.R. jr.

R que R!!

Anónimo dijo...

Impresionantes palabras señor costalero. Ojala algun dia pueda compartir con vosotros todas las vivencias de este maravilloso mundo.

Paco Reguera dijo...

Este es el fruto que hemos sembrados entre todos y hace que cada dia del año sea un Lunes Santo. Un Abrazo

nefer dijo...

Sergio miarma, 1BESO.

ALFREDO.

Anónimo dijo...

Que decir Sergio, cuando tú ya lo has dicho tó.
Que ardo en deseos de que llegue otro Lunes Santo para poder ir a tu lado y debajo de ÉL........ del que todo lo puede.

Una Barca de Besos. Alex.

elcobito10 dijo...

impresionante esas palabras, hermano poeta sigue asi y no cambies, que con personas como tu los lunes santo son mas especiales.

Anónimo dijo...

Palquillo.
Sergio, ese es el sentir del que ha sido honrado en el trabajo debajo de nuestro Cristo.
Un fuerte abrazo hermano.

cobos dijo...

Que arte dios mio, es increible como describes los momentos del lunes santo,tanto tu como todas esas personas que portais al señor haceis felices a muchas personas de todos los rincones.
un abrazo hermano poeta.

MRG dijo...

acabo de leer esto...pero si lo llego a sabe no lo leo..joder! con el lagrimon en los ojos!

FUERZA Y HONOR!!!!!!!!!!!!

"...que sueña todos los días con que mañana sea de nuevo un Lunes Santo cualquiera, para ver al Señor de nuevo, flotar y navegar por las calles de Sevilla...."

ESTO ES ASIN!!...